Las causas y consecuencias del cambio climático son multifacéticas, manifestándose en impactos tanto en el entorno como en nuestras vidas cotidianas. Es crucial entender que estos impactos van más allá de lo climático, abarcando aspectos sociales profundamente arraigados en nuestra realidad diaria.

La causa primordial del cambio climático radica en la actividad humana, especialmente en el incremento de las emisiones de gases de efecto invernadero, destacando el CO2 como un protagonista central. La extracción y uso de combustibles fósiles, como el carbón, el petróleo y el gas, desempeñan un papel preponderante, siendo responsables de más del 75 % de las emisiones globales de gases de efecto invernadero y casi el 90 % de las emisiones de dióxido de carbono.

Oxfam explica que el equilibrio natural de las temperaturas terrestres se compone de tres factores esenciales: el efecto invernadero, que regula la retención de calor atmosférico;  la variación de la cantidad de energía que llega a la Tierra procedente del Sol y las modificaciones en la capacidad atmosférica para reflejar calor al espacio. La intervención humana altera artificialmente estos tres elementos, principalmente a través de la emisión excesiva de gases de efecto invernadero. Esta cantidad es mucho mayor de la que puede eliminar y, por tanto, se acumulan y provocan un aumento de las temperaturas.

Principales consecuencias

Dentro de las principales consecuencias del cambio climático podemos destacar:

  • Aumento de temperaturas
  • Cambios en los patrones de precipitaciones
  • Cambios en el nivel del mar y acidificación oceánica
  • Eventos climáticos extremos
  • Impacto en la biodiversidad

Consecuencias socioambientales

A su vez, se pueden nombrar como consecuencias socioambientales:

  • Impactos en la agricultura y dificultades de acceso a alimentos: la seguridad alimentaria para la población se pone en jaque cuando pensamos en la insostenibilidad del clima y la capacidad que los ciclos de la naturaleza tiene para generar los alimentos que consumimos.

  • Riesgos para la salud: aumento de enfermedades vectoriales, mayor incidencia de olas de calor y eventos climáticos extremos que amenazan la salud pública, aumento del hambre y desnutrición, así como mayores presiones en la salud mental.

  • Aumento de la pobreza y desplazamiento de personas: la falta de acceso a elementos y servicios de primera necesidad, como puede serlo la falta de acceso o escasez de agua, agrava y profundiza desigualdades, así como también vulnera Derechos Humanos. El cambio climático puede provocar migraciones masivas debido a la pérdida de bienes ecosistémicos necesarios para la vida.

¿Querés aprender más?

Creado por

Consciente Colectivo

Desarrollo original apoyado por

Seguinos en

© 2024 Climea. Consciente Colectivo  ·  Desarrollado por Wingu.