¿Qué es el efecto invernadero?​

El fenómeno del efecto invernadero se manifiesta a través de la presencia de Gases de Efecto Invernadero, los más conocidos son el dióxido de carbono (CO2), metano (CH4), óxido nitroso (NO2) e hidrofluorocarbono (HFC). Estos componentes desempeñan una función vital al capturar y redirigir la radiación solar en la Tierra, generando condiciones térmicas. La atmósfera permite el ingreso selectivo de la luz solar, reteniendo una porción de la misma, lo que conduce a una temperatura media de aproximadamente 16 °C. Este equilibrio es esencial para crear y mantener un entorno habitable.

De igual manera, algunos de estos gases son producidos por la actividad humana, por lo que la acumulación de los mismos potencia el efecto invernadero y aumenta la temperatura del planeta. 

Asimismo, hay actividades o procesos, como la absorción por parte de los océanos y las plantas, que pueden capturar o retener gases de efecto invernadero (GEI). Aunque estas acciones desempeñan un papel crucial, no logran compensar completamente las emisiones constantes de gases, lo que hace que estas últimas superen la capacidad de los sumideros, es decir, los elementos que naturalmente absorben estos gases.

¿Querés aprender más?

Creado por

Consciente Colectivo

Desarrollo original apoyado por

Seguinos en

© 2024 Climea. Consciente Colectivo  ·  Desarrollado por Wingu.